sábado, 6 de septiembre de 2014

Mujer Lobo (2014) de Tamae Garateguy y Mujer Conejo (2013) de Verónica Chen

Desde un punto de vista cinéfilo, las referencias que pueden hallarse en Mujer lobo, sin que sea necesario escarbar demasiado, van desde la mujer pantera de Tourneur hasta la muchacha caníbal de Trouble Every Day, sin olvidar el juego actoral del Buñuel de Ese oscuro objeto del deseo, reconvertido aquí a un clásico del psicoanálisis cinematográfico, la personalidad dividida. O bien a la mitología: la mujer como monstruo devora hombres, la mujer como amante, la mujer como vórtice del deseo erótico.

La lobisona del título es una y tres al mismo tiempo, cortesía de las actrices Mónica Lairana, Guadalupe Docampo y Luján Ariza; dependiendo de qué hombre la esté observando, será rubia o morocha, más o menos angelical, más o menos madura, más o menos joven, más o menos curvilínea, más o menos agresiva sexualmente. Y el sexo aquí es, huelga decirlo, primordial. Tanto como la muerte.



http://ia.media-imdb.com/images/M/MV5BOTEzNzM5MjY3Nl5BMl5BanBnXkFtZTgwMTQ4NDMxMDE@.jpg

La(s) protagonista(s) son cazadoras, tres Keres en busca de hombres a quienes poseer/destruir, apresados usualmente en el recorrido del subterráneo. Ese submundo y la nocturnidad son los ámbitos ideales para llevar a cabo la faena, rodada en un blanco y negro con reminiscencias noir, que no hacen más que acentuarse cuando Amanda/ María/ Lourdes se topa con su némesis, un detective encargado de resolver los asesinatos que han comenzado a apilarse (Edgardo Castro).

La realizadora filma las escenas de sexo (que son varias y diversas, en más de un sentido) sin vergüenza ni falso decoro, con una mezcla en partes iguales de realismo y estilización, paradoja que se resuelve tensando el límite y soltando la soga a tiempo. Eso las aleja del convencional softcore de tevé por cable, al tiempo que las erige como campo ideal para la aparición de la violencia y la muerte. En esos instantes, ciertos fluidos son reemplazados por otros más oscuros y viscosos: no se verá en cámara la muerte de la segunda víctima, el rockero interpretado por Guillermo Pfenning, pero baste decir que el acto metafórico de devorar se convierte, sin solución de continuidad, en literal.



Luego de su paso por el BAFICI 2013, llega al Centro Cultural de la Cooperación la nueva película de Tamae Garateguy.

Mujer lobo es una típica película con elementos de cine clase B trash y del policial que tiene todo: una gran, grandísima dosis de sexo desenfrenado, violencia, y una mujer fatal que es encarnada por tres diferentes actrices: Mónica Lairana, Luján Ariza y Guadalupe Docampo. Nuestra mujer lobo utiliza al sexo como arma de seducción que pasa sus días seleccionando futuras presas en la línea B de subterráneos para luego seguir un patrón perverso común: los seduce con su belleza, simpatía, timidez o impulsividad, tienen sexo y luego los asesina. Un mal día, uno de esos hombres seducidos -el más desagradable policía que se pueda imaginar- lejos de llegar al climax, comienza a pesquisar datos que irá conectando para perseguir a la criminal.

Si bien la propuesta inicialmente resulta interesante, Mujer Lobo cae en la repetición a la hora de reflejar las distintas aristas que componen la personalidad de nuestra feroz protagonista: los cambios de actitud de tímida y naif -Guadalupe Docampo- hacia costados más osados y avasallantes -Lairana, y Ariza- resultan demasiado obvios, y por momentos forzados.



El plano narrativo deja mucho que desear, no así el actoral que presenta tanto a actores y actrices de primera línea, si bien casi ninguno pertenece al universo mainstream; mientras que el plano visual es excelente. Filmada en blanco y negro, Mujer Lobo genera un clima hipnótico y embriagador al punto de sumergirnos en ese mundo exótico, lujurioso y descarado, cuyo estilo va más allá de la trama. En esta película lo que Garateguy parece decirnos es casi una declaración de principios:  las mujeres del cine argentino se las traen, y  en la constante mutación se genera provocación con nuevas formas de filmar y de contar historias.

Sin embargo, la película exploitation que genera Tamae Garateguy (una de las codirectoras de Upa!, y autora de la genial Pompeya) la termina de consolidar como una de las grandes realizadoras del cine de género nacional. Además la producción resulta una apuesta más que original dentro del panorama del cine argentino ya que el film no sólo muestra la voracidad femenina, sino también explora y exhibe un universo grotesco, alienado, desequilibrado, pero sobre todo actual.



“Es un cuento pequeño con una trama simple, con personajes arquetípicos que surgen del clisé, pero que están ahí para indagar en cuestiones más profundas, desplegando una trama psicológica e investigando en escenas eróticas y sexuales”, explicó Garateguy en diálogo con Télam sobre algunas de las premisas que guiaron la película, filmada en blanco y negro y con derroche de lencería femenina y tacos altos.

“Es una película que busca provocar estímulos. Lo poderoso está en la potencia de incitar al espectador en sus propias emociones, de erotizarlo, de enojarlo o de conmoverlo”, explicó Garateguy, que se se dio a conocer como realizadora con "Upa!


“Siento que con `Mujer lobo´ estoy dialogando con el cine argentino, preguntándome por qué no hablamos de esto o aquello; quise probar intensidad, probar el grito, un personaje arrastrándose por el piso, dos personajes teniendo sexo y acabando juntos. Busqué emociones fuertes, escenas exageradas pero que sean creíbles”.

-¿Decidiste apostar al erotismo?
-Sí, porque es poco usual. Lo novedoso de que se vean tantas escenas eróticas a lo largo del film, como también de la intensidad que tienen, parece que es lo más vistoso de Mujer lobo. De alguna manera era algo que queríamos investigar. Porque nos parecía que en el cine argentino brilla por su ausencia todo lo referente a lo erótico. Y como es muy nuestro estilo, teníamos ganas de meternos de lleno, realmente explorarlo y que sea una característica de la película. Por eso hay muchos momentos a lo largo del film que trabajan el erotismo, con la excusa de esta mujer lobo que tiene un vaivén entre su pulsión sexual y su pulsión destructiva.


"El arte es cagarte de frío."

"Ella -dice describiendo al personaje principal del filme, interpretado por tres mujeres- es mala, hipersexual y enferma. Un personaje intenso que desde lo emocional, refleja la locura y la maldad”.

En cuanto a la idea de desdoblar al personaje en tres actrices explicó que era la forma más potente para contar los problemas mentales de esa mujer.

Garateguy señala que una de las ideas del filme fue "trabajar con un personaje que me permitiera extralimitarme, jugar con los bordes con una figura muy estallada. Llegar a lugares muy exagerados y ver qué pasa en esas zonas".

Y en cuanto a la decisión de recurrir al Centro de la ciudad como ambiente y atmósfera envolvente de la historia, trabajando una acentuada fotografía en blanco y negro, Garateguy señaló que surge porque es porteña.

"Todas mis películas son muy urbanas. El escenario es la ciudad porque me resulta atractiva en sí misma. Tuve ganas de representar ese escenario tan conocido para todos y transformarlo, volverlo extraño y siniestro para poder introducir lo fantástico", señala.

En cuanto al modo de indagar el erotismo y la sexualidad, que Garateguy califica como grandes ausentes de la cinematografía nacional, remarca que se corrió de cierto modo rústico propio y prefirió trabajar una estética más precisa y detallada.

http://3.bp.blogspot.com/-BT_jqmNsrh4/U2PT3KdQRJI/AAAAAAAAB7Y/lKiEIJZy4wM/s1200/mujer-loboo.jpg

"Trabajamos mucho con las actrices para que se vieran de la mejor manera y que se sintieran libres para poder exponerse, estuvimos en cada detalle y buscamos que la fuerza y la brutalidad estuvieran puestas en las emociones o en la locura. En lo sexual, hay dos miradas, los varones tienen la idea más cercana a lo porno y las mujeres más a la previa", asegura.

"De todas maneras -concluye- el sexo es un elemento, un escalón más para llegar a todo lo que ofrece esta historia, en la que busqué extralimitarme pero en lo emocional, en la locura, en la enfermedad".

"Mujer lobo" se verá todos los jueves de septiembre y octubre a las 20 horas en Centro Cultural de la Cooperación, avenida Corrientes 1543.


No debe haber muchas cinematografías en el mundo que en el transcurso de unos pocos meses estrenen dos thrillers sobre mujeres asesinas que mutan de una a otra y en el que ellas son interpretadas por varias actrices distintas. En el caso de MALA, de Adrián Caetano, eran cuatro. Aquí son tres. En ambos casos, diríamos, son mujeres psicológicamente dañadas que hacen una particular defensa de género (del femenino, digo, no del género cinematográfico). Aquí, la protagonista tiene sexo con hombres a los que luego mata de manera violenta, algo que de a poco la irá poniendo en la mira de un policía que parece ser el único que entiende algo del caso.

http://3.bp.blogspot.com/-HJnyVSTMc6c/UXF-4KgDmvI/AAAAAAAAA4Q/xXztAx56jR4/s1200/Mujer+lobo+still.jpg

Usando el sexo como arma y la conquista callejera como medio muy sencillo de atraer presas, ellas hacen su trabajo. Las tres personalidades de la mujer tienen sus importantes diferencias: una es salvaje y descarnada (Mónica Lairana), otra es tímida y reprimida (Guadalupe Docampo) y otra es sexy y voluptuosa (Luján Ariza). Y es así como entran en conflicto con los demás y, en un punto, con “ellas” mismas. La película es estilizada y trash a la vez, barata y elegante, perversa y juguetona, inocente y zarpada (con muchas escenas de sexo) en un combo desaforado en el que pareciera que todo vale.

MUJER LOBO (no confundir con MALA pero tampoco con MUJER CONEJO, de Verónica Chen) es una curiosidad, atrapante por momentos y risible en otros, de algún modo fallida en un sentido positivo: allí donde el cine argentino gran parte de las veces juega sobre seguro, manejándose dentro de la comodidad de formatos probados, Garateguy se zarpa (ver si no una escena “caliente” con Guillermo Pfenning, rara en el cine argentino comercial) y entrega un producto desaforado y salvaje. Seguramente podría ser mejor, pero se agradece el desparpajo.

http://3.bp.blogspot.com/-C_IVw3yKWLk/UlcDk9pGASI/AAAAAAAAltg/mGPyDhVe3pw/s1600/Mujer-conejo-poster.jpg



Este tercer largometraje de ficción de Verónica Chen (dirigió Vagón fumador y Agua, además del breve documental-ensayo Viaje sentimental ) es una bienvenida rareza, una propuesta que -más allá de sus imperfecciones- resulta audaz, provocativa y, en varios pasajes, fascinante.

Ambientada en buena parte en un barrio chino porteño que en pantalla gigante luce todavía más pintoresco que en la realidad, Mujer conejo propone una explosiva combinación entre el thriller, el drama romántico, elementos fantásticos e irrupciones del gore más sangriento a partir de un festival de efectos visuales y secuencias de animé. Y, para completar el cóctel, tampoco falta la mirada política sobre la xenofobia y la discriminación en el seno de una sociedad que todavía no termina de aceptar del todo su ya incuestionable sesgo cosmopolita.

La heroína de Chen se llama Ana (la hermosa Haien Qiu), una joven de lejano origen chino y que ni siquiera habla ese idioma. Integrada a la vida en la Argentina, ella trabaja en el área de habilitaciones del gobierno porteño, mientras va y viene con un novio médico (Luciano Cáceres). En una de sus tantas inspecciones, empieza a descubrir que esa zona de Buenos Aires no es sólo un polo gastronómico y de venta de chucherías importadas.

http://1.bp.blogspot.com/-WLO9wd1GuRA/Ukf4qxxOv4I/AAAAAAAABWU/NiIHJCkG-H0/s1200/Mujer+conejo+(Foto+peli%CC%81cula)+3531+.jpg

Lo que sigue es una inquietante articulación de elementos que incluyen desde el trabajo esclavo instrumentado por la mafia china, la corrupción administrativa y oscuras investigaciones genéticas con animales que convierten a los conejos en una rabiosa plaga asesina.

Aún con sus desniveles narrativos y actorales que le impiden ser un producto del todo convincente, este film anómalo y desprejuiciado (sostenido por un excelente equipo técnico que le dio un impecable acabado visual y sonoro) termina trascendiendo sus irregularidades para convertirse, en definitiva, en una valiosa mirada a la problemática de la identidad a partir de un arrasador despliegue de creatividad y delirio. Bienvenidos sean los riesgos en el muchas veces adocenado cine argentino actual.

http://4.bp.blogspot.com/-4-mzKbLCpPA/UiCtGiZNkGI/AAAAAAAACkM/SUJoH7jgFd0/s1200/Mujer+conejo+(Foto+pel%C3%ADcula)+3583+.jpg

Una década atrás, un delirante líder carapintada en su habitual discurso hiperbólico postulaba una invasión comunista. “Se vienen los chinos”, decía. En una dietética de la ciudad de Córdoba cuyos dueños son chinos un cliente le dice al cajero mientras escucha a los dueños discutir en mandarín: “Son como nuestros políticos: hablan y no se les entiende nada. Después hacen lo que quieren”. Los chinos son una figura de la Otredad radical. Tienen un sistema de escritura imposible y hablan un lenguaje sonoramente irreproducible. Si no fuera por el Tai Chi y el Kung Fu, podrían venir de otro planeta, una forma de vida lejana en la que el capitalismo ya no necesita de la democracia para su sostenimiento.

En ese registro paranoico aunque diluido en un relato desconcertante en clave fantástica se articula Mujer conejo, la tercera película de ficción de la singular cineasta Verónica Chen, nacida en Argentina, de padre chino y madre argentina. Ana, la heroína, es un poco como Chen: sus rasgos son chinos y la cultura china no le es indiferente, aunque como Chen no habla ni mandarín ni cantonés.

Ana sale con un médico argentino, una relación en revisión, aunque vive sola con su gato (una de las grandes secuencias –cómicas– del filme involucra a los tres). Por su trabajo como inspectora municipal le toca trabajar en un barrio chino de la ciudad de Buenos Aires. Pronto descubrirá que algunos miembros económicamente poderosos de la comunidad están en connivencia con algunos empleados municipales. Hay mucho dinero en juego, se enuncia en cierto pasaje, y queda todavía más claro cuando una mujer le informa a Ana que le salió 40.000 dólares conseguir un pasaporte para llegar a Argentina y ahora debe trabajar a destajo para pagar esa deuda.



La conclusión es un diagnóstico que excede a la ficción: corrupción, trabajo clandestino, mafias. Pero eso no es todo: los chinos de Mujer conejo vienen criando conejos y éstos han mutado genéticamente. Ahora comen carne, incluida la de su propia especie. ¿Una metáfora de los chinos? Tal vez.


http://lanavedelossuenos.blogspot.com.ar/2014/05/martes-06-de-mayo-preestreno-de-mujer.html
http://micropsia.otroscines.com/2014/09/estrenos-mujer-lobo-de-tamae-garateguy/
http://ojosabiertos.otroscines.com/28-festival-internacional-de-cine-de-mar-del-plata-2013-25/
http://tamaegarateguy.com/ 
http://www.cinenacional.com/persona/tamae-garateguy
http://www.elantepenultimomohicano.com/2013/10/mujer-conejo-critica.html
https://www.facebook.com/pages/Mujer-lobo/321224817891013
http://www.hacerselacritica.com/una-mujer-es-una-mujer-por-gabriel-orqueda/
http://www.inperdibles.com/2013/09/critica-de-la-pelicula-mujer-conejo.html
http://www.lanacion.com.ar/1642544-mujer-conejo
http://www.lanacion.com.ar/1723859-tamae-garateguy-queria-poner-el-erotismo-en-el-tapete
http://www.lanacion.com.ar/1724129-mujer-lobo
http://www.losinrocks.com/cine/estreno-mujer-conejo-de-veronica-chen
http://www.mujerlobo.com.ar/
http://www.mujerconejo.com/
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/5-33261-2014-09-05.html
http://www.proyectorfantasma.com.ar/critica-mujer-lobo-2013-dir-tamae-garateguy/
http://www.telam.com.ar/notas/201409/76795-erotismo-sensualidad-deseo-cine-tamae-garateguy-salas-estreno.html
http://www.terrorifilo.com/2013/04/bafici-sangre-y-medias-de-red.html
http://www.todaslascriticas.com.ar/pelicula/mujer-lobo
http://www.todaslascriticas.com.ar/pelicula/mujer-conejo 
https://www.youtube.com/results?search_query=Tamae+Garateguy&filters=hd&lclk=hd
https://www.youtube.com/results?search_query=ver%C3%B3nica+chen&filters=hd&lclk=hd
https://www.youtube.com/user/pompeyalapeli/videos
https://www.youtube.com/user/trailersinfojet/videos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario